Gracias Maria!!!

Comienza el verano y un eclipse para decir ¡Viene llegando!

Hoy comienza el verano y se dio esta madrugada un hermoso eclipse lunar como no sucedía desde 2008.

Muchos grandes científicos y también personas de no tantos conocimientos dirían que es un invento mío, pero como ya he dicho, creo en las casualidades pero también en las diosidencias, y el comienzo del verano con un eclipse (cosas que no dudo ni niego son explicables) también son una forma más que tiene el universo de anunciar la pronta llegada de Dios para estar con nosotros.

La antífona de entrada de la Misa de hoy dice justamente: Ya viene el Señor poderoso, y será llamado Emmanuel, porque Dios está con nosotros.

Luego la primera lectura es del Cantar de los Cantares, un hermoso libro lleno de poesía e historias de amor, que estoy seguro pocos realmente conocen -diría Fray Nelson: “este libro no tiene nada que envidiar al culebrón de la tarde, léanlo y verán…”-. La lectura hace nuevamente hincapié en la  pronta llegada del amado y mientras leía el comienzo -“…viene saltando por las montañas, brincando por las colinas…”- me imaginaba a María subida en el burrito y a José tal como se ven en la película La Natividad, camino a Belén y a los pastores allá cuidando a sus ovejas pero seguramente sintiéndose raros y como presintiendo en sus corazones que algo diferente estaba pronto a suceder. Así me estoy sintiendo también, los veo venir lentamente por ese camino difícil y se me mezclan cientos de emociones diversas pensando que es Dios, que es el que más me Ama, que ya viene a buscarme para quedarse conmigo y anunciarme que ya pasaron los malos tiempos (dice el invierno) y que están llegando los tiempos de las canciones, el arrullo de las palomas, las higueras brotadas y el perfume de las viñas. ¿Cómo no querer cantar a María junto con Isabel en el Evangelio?  

¡Bendita entre todas la mujeres y bendito el fruto de tu vientre!

¿Cómo no preguntarme? ¿Quién soy yo para que la Madre de Dios haga tantos sacrificios y venga a mi encuentro cada vez que la necesito?

Gracias María por estar siempre que te necesito, por ser nuestra Madre, por cuidar de cada uno de nosotros incluso cuando creemos que nos has olvidado. Gracias Dios por una Madre como la que nos has dado; Gracias por ser un Dios que siempre viene a nuestro encuentro como aquel padre que esperaba el regreso de su hijo que había perdido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s