A todos les esta permitido pasar! pero…

Quien ha visto la película o leído el libro “El Señor de los anillos” recordará que la historia se trata de un simple anillo que ofrece poder a quien lo posee, pero a la vez es capaz de transformarlo en una persona avara hasta hacerla capaz de matar a quien quiera quitárselo. Es decir, quien lo tiene, no necesariamente es una persona que podamos decir, es rica si pensamos en la aplicación que solemos darle a esa palabra.

Hace unos días recordaba también, otra película, “Hermano Sol, Hermana Luna”, que relata la vida de San Francisco de Asís, otra parte que me resulta muy conmovedora de ese film es cuando Francisco decide despojarse de todo lo que tiene y en la plaza principal del pueblo, delante del obispo, de su padre y de todo el pueblo, se quita hasta la última de sus ropas y se las devuelve a su padre que lo presionaba tratando de que dejara la nueva forma de vida que Francisco había decidido llevar.

Esa parte está para ver nuevamente en:

http://www.youtube.com/watch?v=9rx_YovrO78&feature=related

Hoy Jesús en el Evangelio  (San Marcos  10, 17-27) se encuentra  con un joven, que se me ocurre debe haber sido muy parecido a Francisco, es decir, un buen muchacho, alegre, de esos que solemos decir:  ”no le hace mal a nadie”, de hecho, es uno de los pocos casos en los que aparece la expresión “Jesús lo miró con amor” en los Evangelios. Pero a diferencia  de Francisco, este otro joven no fue capaz de desprenderse de todo y hacerse seguidor de Cristo. Yo muchas veces en mi vida me he aferrado de cosas que tal vez ni siquiera tenían el valor del anillo del libro y cuando las dejé o las perdí, no pocas veces me costó mucho. Esa es la riqueza de la que me hablas hoy Señor, no quieres que me apegue a nada, eres, Un Amor Celoso.

Si algo me aparta de Ti al punto que no pueda dejarlo para seguirte, hoy me invitas a dejarla tal y como hiciera el protagonista del libro, debo ser capaz de arrojar el anillo al lugar donde ya no pueda tenerlo, debo ser capaz de quitarme todas las pertenencias y tomar solo aquellas que Tú me acercas, tal y como Francisco aceptó el hábito que jamás se quitó.

Señor, no quiero irme triste porque poseo mucho, hoy te ofrezco todo lo que tengo para decirte: “Déjame seguirte” porque entiendo lo que tu prometiste -“Para los hombres es imposible, pero no para Dios, porque para Él todo es posible”- te pido que lo hagas posible.

¿Será tan difícl pasar?

Anuncios

Una respuesta a “A todos les esta permitido pasar! pero…

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s