La misma historia de siempre…

Esta es una pequeña historia, la historia de siempre, sobre cuatro personas que se llamaban: Todo el Mundo, Alguien, Cualquiera y Nadie.

Había que hacer un trabajo importante, y Todo el Mundo estaba seguro de que Alguien lo haría. Podía haberlo hecho Cualquiera, pero Nadie lo hizo. Entonces, Alguien se enfadó porque era un trabajo de Todo el Mundo. Pero Todo el Mundo pensó que Cualquiera podía hacerlo y Nadie sabía que ninguno lo haría.

Al final, Todo el Mundo echó la culpa a Alguien cuando Nadie hizo lo que Cualquiera podía haber hecho. La historia de siempre.

Esta pequeña historia de siempre la encontré en la agenda Salesiana de este año, es una historia sencilla, “la historia de siempre”. Tal vez por lo sencilla, tal vez por ser la de siempre, termine por parecer compleja y tengamos que releerla dos o tres veces para entender todo su sentido. Luego yo me pregunto y te pregunto ¿quien alguna vez no fue parte de esta historia, tanto siendo uno como otro personaje?

A mí, personalmente me quedaron ganas de aquí en más, de hacer cada día lo importante sin mirar si tal vez alguien puede hacerlo o pensar que cualquiera lo hará porque tal vez de esa forma ya nadie se enojará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s