Preparando el espacio para el NIÑO por nacer V

Sigo preparando un espacio para este NIÑO que esta por llegar, y para eso sigo hoy el modelo que tomaba ayer.

 

“Sin que hubieran hecho vida en común, Ella dio a luz a un Hijo”. (Mt. 1, 24)

Y le pusieron el nombre de JESÚS, como el ángel les había anunciado. María y José, dos jóvenes que obraron con responsabilidad de adultos, que guardaron la virginidad y la castidad con virtud de santos y que se dejaron conducir por Dios, con corazón de “NIÑOS”. Esperemos a Jesús en esta Navidad, como ellos aguardaron su llegada. Vamos a tener que pulir mucho nuestra arrogante adultez para adecuar nuestra mirada a la pequeñez del NIÑO y, sobre todo adaptar nuestro corazón para albergarlo. Porque en los corazones “agrandados”  hace mucho frio, en cambio un corazón de “niño” es más cálido en su humilde espacio porque sólo está lleno de AMOR.

 

Para cerrar este post, la oración del día por la novena a la Inmaculada Concepción.

Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como libraste a María de la inclinación al pecado y le diste dominio perfecto sobre todas sus pasiones, así te rogamos humildemente, por intercesión de María Inmaculada, nos concedas la gracia de ir domando nuestras pasiones y destruyendo nuestras malas inclinaciones, para que te podamos servir, con verdadera libertad de espíritu, sin imperfección ninguna.

 

Seguimos el camino…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s