Camino a la libertad – Día 16 – FELIZ DÍA DE LA MUJER

DiaMHoy, caminando a la libertad quiero que sea la Palabra de Dios la que hable de una libertad muy especial que quiso mostrarnos desde el mismo comienzo.

Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, varón y mujer  (Génesis 1, 27)

 

Tus mejillas se ven lindas con esos aros y tu cuello entre los collares.

Te haremos aros de oro con cuentas de plata…

¡Oh mi amor, ¡que bella eres, qué bella eres con esos ojos de paloma!…

…Levántate, compañera mía, hermosa mía, y ven por acá paloma mía…

Levántate, amada mía, hermosa mía, y ven.

Paloma mía, que te escondes… muéstrame tu rostro, déjame oír tu voz, porque tu voz es dulce y amoroso tu semblante. (Cantar de los cantares 1, 10-11, 15 / 2, 10, 13,14)

 

Cuando llegó cerca de la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad.
Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores.
Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate.
Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre. (San Lucas 7, 12-15)

 

Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él,  y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios,
Juana, mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas (San Lucas 8, 1-3)

 

Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora… (San Mateo 15, 28)

 

Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio,
le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.
Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices?
… y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.
E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra.
Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.
Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?
Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más. (San Juan 8, 3-11)

 

Y ahora que el Señor ha hablado y antes de llamarme a silencio solo quiero decir, Feliz día de la Mujer, a esa Mujer que Dios creó, que Dios liberó haciéndola a su semejanza, hablándole como un enamorado, devolviéndole a su hijo para que no quedara sola, que la llevó junto a sí mientras caminaba este mundo cuando otros no le permitían acercarse ni mucho menos igualarse con los hombres, que la elogió como a pocos por su Fe, que la liberó del mal juicio de los hombres, y mucho más que podría citar para decir sin dudas que Es Dios quien primero las Amó y por esa misma razón del vientre de una MUJER quiso nacer.

FELIZ DÍA!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s