Santos ¿no tan santos? II

Es curioso cómo se encadenan algunas cosas, ¿o no tanto?

Ayer comencé con este tema prometiendo continuarlo y resaltaba que la santidad no es lo que algunos creen, pero el gran tema sería: “No importa tu pasado Dios puede sanarte, olvidar lo que sea necesario, y la iglesia mediante la vida de muchos santos quiere mostrarte como”

La entrada de ayer puedes leerla aquí

Resulta que hoy en la Primera lectura de la misa (1 Corintios 15, 1-11), san Pablo me dice “…yo que soy como el  fruto de un aborto…” y como si no entendiera que me dice: Te olvidaste de mi”, sigue diciéndome: “…yo que he perseguido a la Iglesia de Dios…”

También se me encadenó el tema por otro lado pero eso lo dejo para después. Sigamos con Miguel Magone  y veamos como se conoce con Don Bosco
…El tren venía con atraso. Don Bosco lo aguardaba pacientemente. La alegre algarabía de unos muchachos que jugaban lo atraía poderosamente. Su corazón de apóstol palpitó de emoción: allí había trabajo para él.
A juzgar por las órdenes que sobresalían por sobre el griterío de los muchachos, en medio de ellos debía existir “un capitán” que dirigía el juego y Don Bosco quiso conocerlo.
Apenas se acercó, huyeron todos los muchachos, menos “el capitán”. Don Bosco se acerca aún más, y el muchacho lo enfrentó con tono desafiante:

– Y ¿Ud. quién es?
Don Bosco sonrió y dijo: – Aguardo el tren, pero entretanto me hubiera agradado jugar con ustedes.

– Ud. un cura ¿quiere jugar con nosotros?

– Si, ¿no puedo acaso? ¿Quién eres tú?

– Soy Miguel Magone, el “capitán” de los muchachos de este pueblo…

Hasta aquí el primer dialogo y mucho para reflexionar:

-¿El tren se habrá retrasado por casualidad o por la Providencia?

.- Dice el texto que Don Bosco al escuchar a los muchacho, “…Su corazón de apóstol palpitó de emoción…” ¿De qué puede servir el actuar de la Providencia sin un corazón que la escuche y actúe cuando es necesario?

¿Como anda tu corazón y tu oído?

 

-Además Don Bosco sabía entender y llegar a los jóvenes; dice el texto: “…A juzgar por las órdenes que sobresalían por sobre el griterío de los muchachos, en medio de ellos debía existir “un capitán” que dirigía el juego…”

Es decir que con solo escucharlos sabe cómo se relacionan y eso le permite acercarse. Lo demuestra el párrafo siguiente cuando todo menos Magone se ocultan ¿cuales son tus dones? ¿a quienes comprendes y tienes llegada?

 

– Ud. un cura ¿quiere jugar con nosotros?

Don Bosco deja de lado su investidura (recordemos que por aquella época los sacerdotes eran en general distantes hasta con los adultos) En estos tiempos post Concilio Vaticano II los sacerdotes y religiosos en general son más abiertos y quieren acercarse como Don Bosco ¿probaste acercarte, te ocultas de ellos o eres desafiante como Miguel y en definitiva te mantienes lejos?

 

Bueno mucho por hoy. Si alguna vez dijiste sería capaz de ir hasta el infierno, o lo escuchaste decir; Magone quiere proponerte algo mañana

Anuncios

Una respuesta a “Santos ¿no tan santos? II

  1. San Juan Bosco, llegó a la Cd. de León, esperado por cientos de jóvenes emocionados por la llegada de su Santo Patrono. Porras, gritos y sentimientos encontrados eran percibidos visiblemente en los rostros de cientos de jóvenes que con corazón abierto que querian ver ya al invitado de honor de esta ciudad. Una vez colocado en el transporte visitó el templo expiatorio y posteriormente fue llevado a la Catedral metropolitana, donde fue recibido por el Arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, acompañado por cerca de 35 sacerdotes salesianos y diocesanos. El superior de los Salesianos de la Provincia México norte, dirigió el exhorto homilético donde resaltó que la labor principal de san Juan Bosco, fue su compromiso incondicional a los jóvenes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s