¿Tenes necesidades?

Cuando alguien nos habla de Dios muchas veces lo sobramos pensando miles de cosas (¿este me habla de Dios? ¿quien le dijo que me interesa o necesito escuchar de Dios? ¿sabrá que no creo en Dios, para que se gasta?…)

Sin embargo, si prestamos oído a sus palabras, más de una vez descubrimos que es Dios mismo hablándonos personalmente gracias a un tercero, y al escucharlo, descubrimos nuestras propias necesidades saciadas y corremos a contarle a otros que como nosotros no quieren escuchar. ¡Que alegría da aquellos que se acercan a escuchar! Porque ellos también dirán ¡Ahora creo por haber visto!

23-de-marzo-2014-colorSi alguien nos conoce mejor que nosotros mismos, ese es Dios, Nuestro Creador, Él tiene el Agua de la Vida que sacia por completo nuestra sed. Acercarse a escuchar su Palabra cada domingo en Misa es la manera de cargarse de vida para seguir el camino.

Compartamos el Agua que llena la Vida y sacia nuestra sed.

¡Gracias Odres Nuevos y Quiero Ver por ayudarnos a saciar nuestra sed!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s