Pasándome de vivo

trampaEn ocasiones me creo tan listo que pienso que puedo ser capaz de engañar a cualquiera, incluso a Dios. Preparo una lógica tan elaborada que lleva tiempo revisar cada rincón de salida posible, nada debe quedar librado al azar. Mi mente va y viene por uno y otro camino hasta confirmar que no existe otra salida que no sea la de mi propia lógica, y cuando ya lo tengo encerrado, allí me presento con toda mi ciencia. Él con todo su AMOR, me mira a los ojos, y casi sin decir mucho lee allí adentro, en el fondo de mi corazón (donde no pasé, solo porque no me atrevía a entrar) y con toda simpleza desarma mi lógica, me abraza y me pida que vuelva a comenzar allí a su lado sin importar nada más.

Un día de esos un grupo de personas se presentó también ante Jesús a plantearle una lógica que seguro lo haría caer en un error… ¿la respuesta? es tan conocida como gastada de usada. “Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios” ¿pero que significa realmente esa frase:

Dice el Evangelio Comentado por José Antonio Pagola y publicado por Odres Nuevos:

…Jesús no está pensando en Dios y en el César de Roma como dos poderes que pueden exigir cada uno de ellos, en su propio campo, sus derechos a sus súbditos. Como todo judío fiel, Jesús sabe que a Dios “le pertenece la tierra y todo lo que contiene, el orbe y todos sus habitantes” (salmo 24). ¿Qué puede ser del César que no sea de Dios?…

…les recuerda algo que nadie le ha preguntado: “Dad a Dios lo que es de Dios”. Es decir, no deis a ningún César lo que solo es de Dios: la vida de sus hijos e hijas. Como ha repetido tantas veces a sus seguidores, los pobres son de Dios, los pequeños son sus predilectos, el Reino de Dios les pertenece. Nadie ha de abusar de ellos.
No se ha de sacrificar la vida, la dignidad o la felicidad de las personas a ningún poder…

Entonces la pregunta del final: ¿como está tu corazón a la hora de recibir y dar a Dios?

odres-nuevos-evangelio-19-de-octubre-2014-color

Lectura del santo evangelio según san Mateo 22, 15-21

En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron:
– «Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no miras lo que la gente sea. Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no? »
Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús:
– «Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto. »
Le presentaron un denario. Él les preguntó:
– «¿De quién son esta cara y esta inscripción?»
Le respondieron:
– «Del César.»
Entonces les replicó:
– «Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.»
Palabra del Señor

¡Buen Fin de Semana! ¡Muchas Gracias a Odres Nuevos y Quiero Ver por el material!

PD: Pueden leer el comentario completo del Evangelio de José Antonio Pagola en: http://odresnuevos.wordpress.com/evangelio-domingos/evangelio-19-octubre-2014/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s