¿Por donde anda Dios?

Muchos se sorprenden al ver las multitudes que reune Francisco ya sea en sus viajes como cada vez que da una catequesis o en las misas que celebra, sin embargo, esas multitudes no son muy diferentes a las reunidas por Papas anteriores y hasta por muchos obispos, sacerdotes y religiosas. Pero… todos ellos son personas, humanas como nosotros, que necesitan descasar, reunir fuerzas y seguir en esa tarea a la que han entregado su vida. Todos en algún momento vuelven a reunirse con Jesús (en la oración, en la lectura de la Palabra, en un retiro espiritual…) ¿Somos concientes de cuanto necesitan esas personas volver a Dios y descansar o les pedimos más y más? ¿somos concientes que ellos solos no pueden y pedimos a Dios que mande más obreros? ¿somos concientes que nosotros podemos colaborar con sus tareas?

Dios esta junto a ellos, sin embargo, muchas veces debe salir a buscarnos en los lugares más extraños porque en lugar de escuchar a sus enviados salimos abuscarlo en los lugares más extraños. ¿Te acercas a la Casa de Dios? Si, Dios está en todos lados, Dios atiende en todos lados, pero Él mismo decidió quedarse en un lugar el día determinado en la Ultima Cena, ese lugar es el Pan, ese Pan que ya no es Pan sino Cuerpo de Cristo y que habita en todos los Templos del Mundo dentro del Sagrario. Quienes reconocieron a Jesús y sus Apóstoles hicieron hasta lo imposible sorprendiendo a Jesús ¿vos sos capaz de sorprenderlo y visitarlo allí donde está?

16ord-bcolor

Lectura del santo Evangelio según San Marcos 6, 30-34

En aquel tiempo los Apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo:
–Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco. Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer.
Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

Palabra del Señor

¡Que pases una buena semana!

Recorda que ahora también estamos cosntruyendo nuestra tienda en: http://compartiendoconjesus.tiendanube.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s