Versiones de Jesús hay muchas ¿Quien es para vos?

Hay quienes dicen que no necesitan ir a la Iglesia para encontrar a Jesús, hay quienes dicen encontrarse con Él cada vez que lo necesitan orando en algún lugar, hay quienes desconocen su existencia, quienes lo toman como un “buen hombre” o un “gran líder”.
Sin dudas en el camino de la vida vamos descubriendo un poco más su persona, tal vez cuando eramos pequeños era ese ser maravilloso como un mago que todo lo podía e íbamos a pedirle ayuda; luego fue cambiando ¿o no?. San Pedro mismo, después de vivir mucho tiempo junto a Él, no tenía muy claro quien era. Y ese es el camino de conversión personal, camino en el que cada tanto Jesús se detiene, te mira y te pregunta: ¿quién decís que soy yo? podemos tener muchas respuestas, pero sin importar cual sea, Él no quiere que nos perdamos, y por esa razón nos marca el norte diciendo:

El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Mirad, el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por el Evangelio, la salvará.

coge-tu-cruz-y-sigueme-fano

Lectura del santo Evangelio según San Marcos 8, 27-35

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Felipe; por el camino preguntó a sus discípulos:
–¿Quién dice la gente que soy yo?
Ellos le contestaron:
–Unos, Juan Bautista; otros, Elías, y otros, uno de los profetas. Él les preguntó:
–Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?
Pedro le contesto:
–Tú eres el Mesías.
Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie.
Y empezó a instruirlos:
–El Hijo del Hombre tiene que padecer mucho, tiene que ser condenado por los senadores, sumos sacerdotes y letrados, ser ejecutado y resucitar a los tres días.
Se lo explicaba con toda claridad. Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo. Jesús se volvió, y de cara a los discípulos increpó a Pedro:
–¡Quítate de mi vista, Satanás ! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!
Después llamó a la gente y a sus discípulos y les dijo:
–El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Mirad, el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por el Evangelio, la salvará.

Palabra del Señor

¡Que tengas una hermosa semana!

¡Gracias por seguirnos!

Recuerda que puedes visitar nuestra tienda en: http://compartiendoconjesus.mitiendanube.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s