Vivir y transformar el Dolor

El vivir el Evangelio desde el punto de vista Salesiano (“Siempre Alegres”) lleva a muchos -desde afuera- a pensar que nos olvidamos del dolor y el sufrimiento; sin embargo, he aquí que se hace vida la Palabra de Jesús que nos dice: “Cuando ayunen, no pongan cara triste… para que los hombres vean que ayunan… (san Mateo 6, 16). Hoy la invitación es a vivir recordando a Nuestra Señora de los Dolores. En ella se encuentra en el misterio de la cruz, como Madre acompañó el sufrimiento de su Hijo ¿quien mejor que ella sabrá cual es el dolor de una Madre por los sufrimientos hasta de muerte de su Hijo?. Pero esta meditación nos lleva a ver siente sucesos dolorosos, “bíblicos”en los que ella participa.
1- La subida al templo de José y de María para presentar allí a Jesús a los cuarenta días de su nacimiento, con la profecía del anciano Simeón: “Una espada atravesará tu alma” (san Lucas 2, 34-35). 2- La huida a Egipto con Jesús y José (san Mateo 2, 13-14) la pérdida de sus raices, el tener que huir a un país extraño solo con lo puesto ¿te suena conocido?.
3- La pérdida en Jerusalén y la búsqueda ansiosa y dolorida de María y de José (san Lucas 2, 43ss), que se concluirá con el hallazgo del Hijo en el templo.
4- La subida de Jesús con la cruz al Calvario la experiencia síntesis del camino de fe de la Madre, y aunque los evangelios no mencionan nada de eso, la piedad tradicional ve también la presencia de María en el encuentro de Cristo con las mujeres (san Lucas 23, 26-27).
5- La crucifixión “Estaban en pie junto a la cruz de Jesús su Madre, María de Cleofás, hermana de su madre, y María Magdalena. Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo que él amaba, dijo a su madre: Mujer, he ahí a tu hijo. Luego dijo al discípulo: He ahí a tu madre” (san Juan 19. 25-27a).
6- La acogida en el regazo de María de Jesús bajado de la cruza (san Marcos 15, 42).
7- Jesús es colocado en el Sepulcro (san Juan 19, 38-42) Un Madre sola que pierde a su Hijo por causas injustas y sin embargo sabe encontrar en todos esos acontecimientos la mano de Dios y el consuelo de Dios.

Virgen Dolorosa, 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s