La murmuración, los pequeños, las comunidades…

Para comenzar un cuentito:

demonios

Cuenta esta historia que un diablo experimentado le estaba enseñando a tentar a los cristianos a un diablo novato . Y le dijo :”Ahora vamos a ir a tentar a un líder de una comunidad que está en pleno crecimiento, lo haremos caer y toda la comunidad se desmembrará”. Y efectivamente, así pasó, tentaron al líder, el líder cayó y cuando se encontraba caído e indefenso, el diablo experimentado le dijo sonriendo al novato : “Ya está, ya cumplimos nuestra misión, vayamonos!”. Pero el novato, no comprendió :”Como vamos a irnos ahora? Aprovechemos que está caído e indefenso para liquidarlo !”Pero el diablo viejo le respondió sonriente…”Quedate tranquilo, de liquidarlo se encargan los hermanitos!”

Este cuento -pura imaginación…- es de Carlos Seoane, los invito a comprar sus DVD o sus libros con cuentos y canciones. (Podes conocer más de su material en: http://www.carlosseoane.com.ar/ o buscarlo en Facebook)

¡Cuantas veces se escucha que no se va a misa o tal o cual lugar donde se juntan cristianos porque entre ellos mismos se tratan mal! ¡Cuantas veces somos malos ejemplos!

Eso mismo le pasaba a los discípulos de Jesús ¡¡NO ES NADA Nuevo!! no debe sorprendernos que suceda, lo que si sorprende es que aún sigamos sin aprender la enseñanza del Maestro, no importa cuantas veces caigas mientras te levantes y pidas perdón, no importa cuantas veces hagas lo incorrecto mientras tengas en claro lo correcto y cual es el norte.

¿Cual es el norte? Jesús nos lo deja bien claro una vez más hoy:

–Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.
Y acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo:
–El que acoge a un niño como éste en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.

Lectura del santo Evangelio según San Marcos 9, 30-37

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos. Les decía:
–El Hijo del Hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y después de muerto, a los tres días resucitará.
Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle.
Llegaron a Cafarnaún, y una vez en casa, les preguntó:
–¿De qué discutíais por el camino?
Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo:
–Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.
Y acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo:
–El que acoge a un niño como éste en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.

Es Palabra de Dios

¡Muchas Gracias Carlos por el cuentito!

¡¡Que pasen un hermoso domingo y tengan una excelente semana!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s