Intenciones del Papa y otros temas

Querida hija:

Antes de comenzar con el análisis de este video y otras cosas, quisiera hacer mías unas palabras que leí hace tiempo y que en parte abonaron mi idea sobre porque escribir este blog. Podría llamar a este lugar “Mi Testamento”, pero no me gusta la palabra y creo, a esta altura, que no le condice, entonces si te parece, vamos a dejarlo en la viva y cálida manifesta­ción de alguien que te ama y que, simplemente, lo inquieta una pregunta: y yo, tras mi paso por este mundo, ¿qué puedo de­jar a las personas que quiero? ¿Dinero? ¿Poder? ¿Fama?

Replicarás, con razón y sonriendo, que aunque eso es lo acostum­brado, no tengo nada de todo eso.

Pero… como es justo que los hijos hereden lo poco o mucho que los padres hayan acertado a reunir, quiero dejarte aquello que no se agote, aquello que te llene de paz, que tenerlo te enriquezca más allá de lo que jamás hayas imaginado. Se trata de un te­soro que, además, puedes transmitir a todos aquellos que te rodeen en el futuro. La recopilación misma de este tesoro, comenzó mucho antes de que llegaras -obvio- y durará tanto como el buen Dios así lo permita. Si, puedo adelantarte que muchas de las cosas, me las has enseñado desde tu nacimiento y tal vez antes también, pero para que ambos las tengamos siempre presentes y puedas retransmitirlas, aquí también las iré guardando.

Entonces, querida hija, la enseñanza, o el aprendizaje de hoy se relaciona con aquella oración que Jesús hace a su Padre -nuestro Padre- cuando dice: “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has mostrado a los sencillos las cosas que escondiste a los sabios y entendidos.” (San Mateo 11, 25).

Pero antes de seguir permíteme una sola cosa más. Recuerda siempre que no soy un gran teólogo, ni nada semejante, no soy ni un simple sacerdote, por ello todo lo que aquí te digo, es como decía al comienzo, lo que la vida misma me ha ido revelando y puede ser que tu aprendizaje llegue mucho más lejos y descubras, que tu padre no estaba del todo en lo correcto en algunas cosas. ¿Cómo sabrás discernir quien sí lo está y quién no? Es sencillo, en estas cosas de Dios, el Papa tiene plena autoridad e infalibilidad. ¿El Papa no se equivoca?? Siii, el Papa es persona y puede equivocarse como cualquier mortal -de hecho todos lo han hecho alguna vez- pero!, allí entra también tu saber discernir y escuchar a las personas correctas. ¿Y sabes qué? en realidad mientras tengas siempre como guia/tutor el mandamiento del Amor dejado por Jesús en san Marcos 12, 28-31, “El primer mandamiento es: Oye, Israel, el Señor nuestro Dios es el único Señor. Ama pues al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el primer mandamiento. Y el segundo es parecido, y es: Ama a tu prójimo como te amas a ti mismo. No hay otro mandamiento más importante que éstos”, lo demás es casi cosa de hombres.

Volviendo al tema, primero el video con el pedido del Papa Francisco, sobre sus intenciones para la oración durante este mes de enero-2016.

Ahora sí, el tema es que en algunos ambientes se ha suscitado una gran discusión sobre algunas imágenes que parecen “igualar”: el budismo, las religiones cristianas, el judaísmo y el islam con la Iglesia Católica Apostólica Romana; incluso algunos han llegado a escarbar en el sentido de las palabras y sus significados más variados para decir que estamos casi en una “apostasía”. ¡Pero tranquila!, como te decía al comienzo, Jesús hizo aquella oración/alabanza a su Padre -nuestro Padre- justamente porque los sabios de la época (doctores de la ley, sacerdotes, etc.) revisaban sus palabras poniéndolas boca arriba y abajo, buscando como mostrar que Él no era Hijo de Dios y a cada paso terminaban por demostrar lo contrario, ¿porque?¿cuál era el error de estos sabios? entre otros, ellos cegados, no buscaban la verdad en las Palabras de Jesús, no querían realmente escucharlo, sino desacreditarlo y lograr que el pueblo los escuche a ellos, pero Jesús que le hablaba al pueblo y hablaba como el pueblo, lograba su cometido, “ser escuchado” por quienes querían escucharlo. Por estos días, el Papa Francisco, el Obispo Jorge Mario Bergoglio, pasó la mayor parte de su vida en medio de los pobres, compartiendo la vida entera y no solo algunas cosas -eso ya causa problemas para no pocos- pero además habla como los sencillos y no anda con muchas vueltas, por supuesto el resultado termina siendo que los sabios rebuscan en cada palabra, cada imagen, cada actitud tratando de encontrar como desacreditarlo, -recuerda, es hombre y puede equivocarse, van a encontrar errores, pero la regla del Amor no te permitirá confundir cuando si y cuando no-

Yendo específicamente al tema de quienes son los bautizados, Francisco mismo decía en su catequesis del 8/1/2014: “Un niño bautizado o un niño no bautizado no es lo mismo. No es lo mismo una persona bautizada o una persona no bautizada. […] En la celebración del Bautismo podemos reconocer las líneas más genuinas de la Iglesia, la cual como una madre sigue generando nuevos hijos en Cristo, en la fecundidad del Espíritu Santo…” ¿el video dice lo contrario?¿tal vez iguala cosas? ¡Para Nada! Es claro que Todos los seres humanos, sin distinción alguna -no importa cual quieras poner- somos Hijos de Dios, Jesús mismo así lo dice, luego vendrá quienes lo reconocen y se acercan para recibir el bautismo y quienes equivocadamente o por desconocimiento lo buscan en otros lugares; para ellos, Francisco está tratando de tender un puente de entendimiento, un camino que los acerque a escuchar aquello que por la razón que sea aún no escucharon. ¿Es esto nuevo? Nooo!!! ya lo hizo san Pablo en su época cuando No desacredita los dioses griegos, incluso usa palabras de sus poetas, y luego de verlos a todos, se paró en la plaza del Areópago y les dijo:  …”lo que ustedes adoran sin conocer es lo que yo vengo a anunciarles…” (puedes leer mejor la breve historia en Hechos de los Apóstoles 17, 16, 34).

No quiero hacerlo más largo hoy, tal vez vuelva en estos días sobre el tema o no, pero no quiero dejar de pedirte algo. Confía siempre en el Papa -no ciegamente, sino inteligentemente y abierta de corazón a Dios- recuerda que Don Bosco, san Francisco de Asís y tantos otros no serían piedras de esta Iglesia si no fuera por el Espíritu Santo que sopló sobre los Obispos de Roma en el momento justo y sobre todo, Siempre, siempre ten presente las intenciones del Papa en tus oraciones.

Te quiere, tu padre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s