Mis Santos

¿Sabías que la Solemnidad de Todos los Santos incluye no solo a los Santos conocidos sino también a aquellos que no conocemos?

stos

Partamos de la base, que Santo es una forma que tiene la Iglesia de indicar que a su entender una persona ha vivido según el modelo propuesto por Dios y su Iglesia, y que como tal luego de su muerte, ya goza del Cielo (Reino de Dios). La intención de la Iglesia entre otras cosas, es mostrarnos modelos de personas que han sido capaces de jugarse por aquello que a muchos nos parece difícil y nos muestran cual es es camino para poder lograrlo nosotros también.

Pero esto también significa que hay muchas, muchisimas personas que son santas aunque la Iglesia nunca las ha mencionado o las proclama. Tal vez conozcas a alguien que en vida vivió de esa forma y ya está junto a Dios en su Reino…

Esta imagen que preparé quiere mostrar a quienes son mis más cercanos Amigos Santos.

(Comenzando arriba a la izquierda)

Santo Tomás de Aquino: Su pensamiento fue tan maravilloso que fue capaz de demostrar a Dios mediante la razón (Summa Teológica) te invito a leerlo.

Beato Artémides Zatti: El beato de la bicicleta, vivió en la patagonia, su vida cambió por un milagro de la Virgen y vivó entregado a los pobres y enfermos como Coadjutor Salesiano. Conozco al Padre Carlos Bossio, quien recibió el milagro por el que fue beatificado. Siempre que alguien necesita pedir a Dios por problemas de salud es el beato a que más le pido intercesión.

Beato Ceferino Namuncurá: El beato indiecito mapuche que Quería Ayudar a su gente y por ello entregó su vida. De él lo primero que siempre recuerdo es su estapa, mi abuela guardaba una entre sus cosas y desde chico me preguntaba ¿quien será ese? Je! de grande pude disfrutar de la ceremonia de su beatificación. Cada vez que pierdo algo o no lo encuentro no dejo de pedirle ayuda y siempre está presente.

San Agustín de Hipona y su madre Santa Mónica: como decía en “Nunca es tarde para volver a casa” él me mostró leyendo su libro Confesiones que no importa que tan bajo caigas o lo que hiciste, Dios siempre esta dispuesto a perdonarte y Te Quiere aún antes de que te arrepientas. Sin dudas uno de esos santos que me empujan constantemente a la conversión. Y su madre ¿que decir de ella? Modelo de madre que nunca dejó de pedir a Dios y poner a reflexionar a su hijo y a su esposo (aún a riesgo de su vida), hasta lograr que ambos cambiaran de vida.

San Ramón Nonato: uno de los santos a lo que más molestamos para que intercediera ante Dios con nuestro pedido de un hijo. Él fue el primero en decirnos “El Milagro está hecho!!!” como lo contaba en: “Embarazo, San Ramón y otras cosas“.

San Francisco de Asís: “El Santo”, sin dudas que más se parece a Cristo en toda la historia de la Iglesia hasta la fecha. También de él fuí conociendo su historia de muchas formas a lo largo de mi vida y nunca deja de sorprenderme y dejarme una enseñanza, una caricia, un ¡Se puede!. Siendo hijo de un mercader adinerado y con una vida más cerca de la perdición que de la santidad, supo escuchar a Dios y descubrirlo al punto de llegar a ser lo que és, un modelo de hombre por donde se lo mire y sin importar la época siempre actual.

San Gerardo Mayela: Otro de los santos  que molestamos pidiendo su ntercesión para que llegara Guadalupe. A Gerardo lo conocimos por el padre Miguel de la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, él nos casó y varios años después cuando supo que aún no teníamos hijos (y cada vez que nos encontraba) nos daba una estampita de San Gerardo y nos decía que pidieramos su intercesión porque él lo iba a lograr. Sin dudas también tiene mucho que ver en nuestra vida y en la de Guadalupe.

Santo Domingo Savio: Mi santo patrono hoy, un pequeño gigante modelo de vida capaz de vivir la santidad siendo alegre hasta el final. Patrono de los niños y las embarazadas, también a él recurrimos muchas veces y jamás nos defraudo.

San Juan Bosco (Don Bosco): El santo que me acompaña desde mi juventud, aunque lo descubrí de grande, él me enseña todo el tiempo que es más fácil vivir alegre que en la tristeza, él es quien me enseña como llegar a los chicos y los jóvenes para poder acompañarlos. Su propuesta de santidad es la que te invito a seguir, su modelo educador sin dudas hoy es tan actual como en su época y si se aplicara otros serían los resultados en este país y el mundo. Así lo contaba en: “¿Como debe ser un buen profesor?”

San Ignacio de Loyola: Por último pero no por importancia (todos son iguales para mí) este es otro de esos santos que con su vida me enseñó que Dios perdona, que Dios es Misericordia, que Dios tiene un plan para cada uno pero que es paciente en esperar que cada uno decida optar por ese plan. Su sistema de Retiros Espirituales cambió el mundo, su orden (los Jesuitas) no solo dió grandes santos, pensadores, constructores, etc. nos dió un Gran Papa que además es argentino.

¿Y tu santo preferido cual es? ¿Seguis pensando que ser santo es difícil?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s